Carta de queja a un vecino - CP Avda. Escaleritas 190

C.P.Avda. Escaleritas 190
INFORMACIÓN
Cambio de Cerradura correspondiente al Garaje.
[link:3]Petición de llaves del garaje[/link:3]
C.P. Avda. Escaleritas 190
Si lo prefieres, suscríbete a nuestra newsletter

C.P. Avda Escaleritas 190
Vaya al Contenido
Propiedad Horizontal > Formularios
Carta de queja a un vecino

Este documento permite redactar una carta de queja para enviar a un vecino que causa molestias (por ruidos, olores, árboles invasores de la propiedad u otros).

La contaminación por ruidos u olores, la falta de mantenimiento de las zonas comunes o cualquier actividad prohibida en los estatutos de la Comunidad de propietarios, los árboles que invaden la propia finca, así como un gran número de otros problemas resultan a veces frecuentes en las relaciones entre vecinos. Muchas veces, tratar la situación de manera cordial permite acabar con los vecinos molestos, poniendo fin a la tensión generada en el espacio de convivencia. Escribir una carta al vecino poniendo de manifiesto la situación, así como la molestia que esta genera, puede resultar útil si posteriormente se necesita una prueba de ello.

¿Cómo utilizar este documento?
Las molestias causadas por los vecinos son un problema delicado y, a veces, difícil de solucionar. En un primer momento, es preferible intentar ponerles fin de manera amigable, comunicándose con el vecino y pidiéndole que abandone el comportamiento que genera molestias o que tome medidas para que no se perturbe la tranquilidad de otros.

Este documento permite utilizar un tono conciliador, neutro o agresivo, dependiendo de si las dificultades persisten o no. El mismo puede ser redactado por un vecino individualmente o por la Comunidad de propietarios de la cual el vecino molesto forma parte.

En esta carta de queja se contendrá:
  • los datos de identificación del remitente (un vecino a título individual o la Comunidad de propietarios);
  • los datos de identificación del vecino destinatario;
  • la descripción de las molestias (naturaleza, duración, existencia o no de una comunicación anterior).

Una vez redactada, la carta de queja debe ser firmada por el remitente y enviada o entregada al vecino que causa las molestias. La misma puede ser entregada mediante burofax (a través de copia física u online) con acuse de recibo y certificación de contenido o vía semejante, lo cual permite tener una prueba de su envío y recepción.

Si el vecino que causa las molestias sigue sin tomar medidas para ponerles fin, es posible dirigirse a las autoridades administrativas competentes (ej. Ayuntamiento en materia de ruidos) o, en el peor de los casos, acudir a un procedimiento judicial individualmente o en tanto que Comunidad de Propietarios.

En caso de que la Comunidad de propietarios pretenda iniciar acciones legales contra el vecino que causa las molestias, se debe tener en cuenta que el juez exigirá a la Comunidad de Propietarios una prueba de que esta ha requerido previamente al vecino mediante un medio de comunicación fehaciente. Además del envío de una carta certificada a través de notario y el requerimiento notarial, se considera fehaciente el envío por burofax si se hace con certificado de su contenido y acuse de recibo.

Legislación aplicable
El Código civil (artículos 590, 1902 y 1908, entre otros) regula las "inmisiones molestas o dañosas" en el contexto de relaciones de vecindad. Además, en caso de que los vecinos residan en un inmueble en el que se ha constituido una Comunidad de Propietarios, es aplicable la Ley 49/1960, de 21 de julio, sobre propiedad horizontal (especialmente, su artículo 7.2).
Regreso al contenido